Inicio Poemas Certámenes Enlaces Humor Contacto
tintero

Historia de la Poesía Hispana

Material Didáctico
Ayuda y Utilidades


Si consideras que  Portal de Poesía
te ha sido de utilidad y  deseas ayudar
  a mantenerlo, agradezco cualquier
mínimo aporte que puedas realizar.



Gracias por colaborar

GaviotasLa Poesía en la Edad Media

 Durante la Edad Media, la mayor parte de la población era analfabeta, con independencia del nivel económico. En consecuencia, el mensaje literario no se transmitía a través de la lectura individual, sino mediante la audición colectiva. Buena parte de la literatura de la época está escrita para ser recitada o cantada y, por tanto, está condicionada por el fenómeno de la oralidad.

La transmisión oral de obras literarias era función de los juglares. A veces poetas y músicos, y a veces actores, danzantes o saltimbanquis. Los juglares actuaban tanto en las calles y plazas de las poblaciones, como en los salones de los castillos, y entretenían por igual al pueblo llano y a las clases privilegiadas.

El autor medieval valoraba la originalidad artística de un modo muy diferente a como hoy en día se valora. Desde el punto de vista medieval, el escritor debía apoyar sus juicios y opiniones en autores y otras de la Antigüedad (Aristóteles, Platón, la Biblia), que constituían la llamada autoridad "auctoritas". La estricta sujeción a las fuentes era, por tanto, una exigencia para cualquier escritor.

La individualidad quedaba así diluida bajo el peso de la tradición cultural. Y por eso en la literatura medieval es fruecuente la anonimia. El escritor se consideraba a sí mismo como un miembro más de la colectividad y otorgaba una relativa importancia a su obra: una vez compuesta, el escritor se despreocupaba de firmar su creación y la entregaba al público, que terminaba por hacerla suya.

Una vez entregada a la colectividad y transmitida por la vía oral, la obra literaria experimentaba diversos cambios que iban introduciendo los juglares y el público en general, hasta que acababa por convertirse en una obra colectiva. Este fenómeno es particularmente relevante en la poesía tradicional -canciones, romances-, poesía que, según la caracterizó Menéndez Pidal, vive en variantes, osea, es una constante transformación, debido a su transmisión oral. Por ello podemos encontrar diversas versiones de una misma canción o de un mismo poema.

Los autores medievales, tanto clérigos como seglares, se valieron de la literatura como medio para alcanzar un fin más trascendente: mostrar al hombre cómo había de orientar su vida de acuerdo con los principios del cristianismo para obtener la salvación de su alma. En consecuencia, la obra literaria se convirtió en un verdadero vehículo de ensensanza de los valores morales y en un patrón que ofrecía pautas de conducta válidas para la colectividad.

El afán didáctico y el propósito moralizador impregnaron casi todas las páginas de la literatura medieval, como también están presentes en otras manifestaciones artísticas de la Edad Media.

EL PRIMER POETA CASTELLANO

Gonzalo de Berceo
es el primer poeta de la literatura española que firmó sus obras. En sus escritos está siempre presente el propósito moralizador y didáctico de la literatura medieval. Junto con los Milagros de Nuestra Señora, su Vida de Santo Domingo de Silos se cuenta entre lo más destacado de su producción.

"Berceo fue el más importante representante del mester de clerecía. Depuró el idioma castellano, en su variedad dialectal riojana, para lo cual trasvasó numeroso vocabulario desde el latín (cultismos) y recurrió a fórmulas de la literatura oral tradicional y del mester de juglaría. En su trabajo como notario eclesiástico, y con la intención de paliar la decadencia del monasterio, llegó incluso a falsificar documentos para conseguir que los reacios campesinos pagaran sus contribuciones al mismo.

Sus obras narrativas y didácticas en verso tratan siempre sobre tema religioso, y están constituida fundamentalmente por hagiografías, esto es, biografías de los santos, en especial aquellos a los que se rendía culto en los monasterios con los que estuvo vinculado: la Estoria de sennor San Millán, la Vida de Sancta Oria, virgen y La vida del glorioso confesor Santo Domingo de Silos, por ejemplo. Su obra maestra es, sin embargo, los Milagros de Nuestra Señora. Otras obras suyas son El duelo que fizo la Virgen María el día de la Pasión de su fijo Jesu Cristo, Del sacrificio de la Misa, De los signos que aparecerán ante del Juicio, el Martiryo de Sant Laurencio, los Loores de Nuestra Señora y tres Himnos, dedicados a Jesús, el Espíritu Santo y la Virgen.

No se muestra como un narrador original, ya que traduce ampliando obras escritas anteriormente en latín; su originalidad y carácter artístico debe apreciarse en el tratamiento de los temas, en el estilo, los detalles costumbristas y adaptaciones a la mentalidad medieval y campesina que añade a dichos relatos.

El ámbito de creación de su obra es culto, aunque se reviste de una apariencia popular y utiliza elementos tradicionales; la estrofa que emplea para la versificación es la cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo: cuatro versos alejandrinos o de catorce sílabas separados cada uno en dos mitades de siete sílabas por una cesura que coincide con final de palabra y grupo fónico, impidiendo toda sinalefa, y con una única rima consonante en todos sus versos". (Fuente: wikipedia).

LA PRIMITIVA LÍRICA ESPAÑOLA

El descubrimiento de las jarchas por Stern en 1948 varió sustancialmente el panorama de los orígenes de las letras hispanas. A este respecto, el eminente crítico y poeta Dámaso Alonso ha escrito: La literatura española se ha hecho, de repente, un siglo más vieja. Y ya no empieza épica; ahora comienza encantadoramente lírica, con unas sencillísimas canciones de mujer enamorada. La literatura española nace, así, en un ambiente virginal, de blanca y apasionada belleza.

"Una jarcha (en árabe, خرجة jarŷa, "salida" o "final") es una composición lírica popular de la Hispania musulmana, que constituía la parte final de la moaxaja, de la que existen ejemplos desde el siglo X-XI. Las jarchas están compuestas en dialecto hispanoárabe coloquial, o en la lengua romance que utilizaban los andalusíes, impropiamente llamada mozárabe. Fueron escritas por poetas cultos árabes y judíos que tomaban como modelo la lírica románica tradicional. Pudieron recogerlas del folclore popular, o bien adaptarlas a sus necesidades métricas (pues debían integrarse en la moaxaja) o bien componerlas de nueva creación, a partir de moldes tradicionales. Su importancia radica en que son el documento más antiguo que se conoce de poesía en lengua romance".(Fuente: Wikipedia).

PANORAMA LITERARIO (POESÍA) DE LA EDAD MEDIA

* Lírica tradicional:
Trata asuntos amorosos y folclóricos. Canciones generalmente breves en metros cortos. Procedimientos propios de la poesía popular. Se distinguen: Jarchas, villancicos,canciones de siega, de romería...
* Lírica cortesana: El tema prefente es el Amor. En cuanto a sus rasgos formales destacan por el refinamiento y la artificiosidad. Alfonso x: Cantigas.
* Debates: Disputa entre dos personajes que encarnan actitudes contrapuestas. Forma dialogada. Alegoría. Ejemplos: Elena y María. Razón feita de amor.
*Épica (juglaría): Asuntos heróicos. Respecto a los rasgos formales: Procedimientos juglarescos. Series de versos de arte mayor con asonancia fija. Poema del mio Cid. Cantar de Roncesvalles.
*
Culta (Clerecía): Trata Temas religiosos, didácticos y legendarios. Mezcla de estilo popular y culto. Fidelidad a las fuentes, utilización de la Cuaderna Vía. Ejemplos: Berceo: Milagros de Nuestra Señora. Libro de Alexandre. Juan Ruiz: Libro de buen amor.
  
Gaviotas


Copyright © 2006-2012 Portal de Poesía