Inicio Poemas Certámenes Enlaces Humor Contacto
 Portal de Poesía
Portal Poesía

Ya está el Niño en el portal,
que nació en la portería.
San José tiene taller,
y es la portera María.

Vengan sabios y doctores
a consultarle sus dudas,
el Niño sabelotodo
está esperando en la cuna.

Dice que pecado es
hablar mal de los vecinos
y que pecado no es
besarse por los caminos.

Que se acerquen los pastores,
que me divierten un rato,
que se acerquen los humildes,
que se alejen los beatos.

Que pase la Magdalena,
que venga San Agustín,
que esperen los Reyes Magos
que les tengo que escribir.

      (Gloria Fuertes)



Material Didáctico
      Ayuda y Utilidades

 

Si consideras que  Portal de Poesía
te ha sido de utilidad y  deseas ayudar
  a mantenerlo, agradezco cualquier
mínimo aporte que puedas realizar.




Gracias por colaborar

 
Gaviotas Elementos Constitutivos

Los elementos principales que caracterizan la estructura versificada son el acento rítmico, la pausa, la rima, y una medida determinada de los versos.

* El acento rítmico

La distribución de acentos configura el ritmo del poema. El acento más importante es el último de cada verso. El trozo de discurso comprendido entre el primer acento y el último constituye el período rítmico:

Pasó la primavèra y el veràno

periodo rítmico

(Juan de Jáuregui)

En este caso, el ritmo se ha conseguido situando los acentos simétricamente:

|        |     |     |        |     |     |     |     |

[Tres sílabas átonas]-[Tres sílabas átonas]

Otro caso similar lo tenemos en los versos siguientes en los que se alternan una sílaba tónica y dos átonas. Observamos que en el artículo "los" ( palabra átona) del 4º verso, recae uno de los acentos:

¡ Ya viène el cortèjo!
¡ya viène el cortèjo! Ya se òyen los clàros clarines
La espàda se anùncia con vìvo reflèjo
ya viène, oro y hièrro, el cortèjo de lòs paladìnes

(Rubén Darío)

 
* La pausa

La pausa es una interrupción más o menos marcada en la emisión del verso. La más importante es la situada al final de cada verso, llamada pausa versal, que puede coincidir o no con la unidad sintáctica. En el siguiente ejemplo, coinciden las pausas métrica y sintáctica:

Alfonso Doce venía,
pálido de altos jacintos,
patilla, aleluya y toros,
entre alabardas y cirios.

(Agustín de Foxá)

En cambio, en éste no coinciden, produciéndose el encabalgamiento:

Por las calles desiertas nadie. El viento
y la luz sobre las tapias.

(Luis Cernuda)

El encabalgamiento puede ser suave y abrupto. Se produce encabalgamiento suave cuando:

- La unidad sintáctica ocupa dos o más versos completos:

Llena tu albergue la fragancia
de año feliz que trajo pan

(Enrique de Mesa)

- Se llama abrupto si la unidad sintáctica, que comienza en un verso, ocupa parte de otro verso posterior, sin llegar al final del mismo:

Qué maravilla, libertad... Soy dueño
de mi albedrío. Me forjo (y forjo), obrando.

(Dámaso Alonso)

 
* La rima

La rima es la repetición de fonemas iguales a partir de la última sílaba acentuada del verso. La rima puede ser:

- consonante o perfecta, si coinciden fonemas vocálicos y consonánticos:

Doña Mariquita, la chocolatera,
con sus ringorrangos y su polisón
es, en los Madriles, señora y señera
con el molinillo y con el mojicón.

(Angeles Villarta)

- y asonante o imperfecta, si sólo coinciden las vocales:

Alora, la bien cercada,
tú que estás en par del río,
cercóte el adelantado
una mañana en domingo,
de peones y hombres de armas
el campo bien guarnecido.

(Anónimo)

El diptongo en sílaba final de palabra no impide la rima con otra palabra que no termine en diptongo:

Fea pintan a la envidia;
yo confieso que la tengo
de unos hombres que no saben
quién vive pared en medio.

(Lope de Vega)

La rima no es un elemento imprescindible en el verso y muchos poemas carecen de ella. Los versos que no riman se denominan:

-Sueltos. Los que no riman en una composición rimada:

Los toros de siete lunas <---
van corneando los vientos:
jazmines de baba espesa <---
tirando van contra el cielo.

(José Mª Pemán)

- Blancos. Son los que pertenecen a un poema que no rima, pero que presenta los otros elementos del verso: ritmo, pausa y medida determinada:

La piedra es una frente donde los sueños gimen
sin tener agua curva ni cipreses helados.
La piedra es una espalda para llevar al tiempo
con árboles de lágrimas y cintas y planetas.

Yo he visto lluvias grises correr hacia las olas,
levantando sus tiernos brazos acribillados,
para no ser cazadas por la piedra tendida
que desata sus miembros sin empapar la sangre.

(Federico García Lorca)

- Versos libres o versículos. Pertenecen a un poema que no se sujeta a ninguna estrofa clásica. No tienen una medida fija y, por lo general, tampoco rima:

Sí, te he querido como nunca.

¿ Por qué besar tus labios, si se sabe que la muerte está próxima,
si se sabe que amar es sólo olvidar la vida,
para abrirlos a los radiantes límites de un cuerpo?

Yo no quiero leer en los libros una verdad que poco a poco sube como un agua,
renuncio a ese espejo que dondequiera las montañas ofrecen,
pelada roca donde se refleja mi frente
cruzada por unos pájaros cuyo sentido ignora.

(Vicente Aleixandre)

 

* La medida de los versos

Medir un verso es contar el número de sílabas que tiene:

 

Ritma tu corazón con el latido ( Francisco Villaespesa)

                            Rit/ma/ tu/ co/ra/zón/ con/ el/ la/ti/do = 11 sílabas     

Yo voy soñando caminos ( Antonio Machado)             

                            Yo/ voy/ so/ñan/do ca/mi/nos = 8 sílabas 








Gaviotas


Copyright © 2006-2014 Portal de Poesía