Inicio Poemas Certámenes Enlaces Humor Contacto
 Portal de Poesía
Portal Poesía

¡Ay mísero de mí, y ay, infelice! 
Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

Sólo quisiera saber
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito de nacer),
qué más os pude ofender
para castigarme más.
¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
qué yo no gocé jamás?

Nace el ave, y con las galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma
o ramillete con alas,
cuando las etéreas salas
corta con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que deja en calma;
¿y teniendo yo más alma,
tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas
(gracias al docto pincel),
cuando, atrevida y crüel
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto;
¿y yo, con mejor instinto,
tengo menos libertad?

Nace el pez, que no respira,
aborto de ovas y lamas,
y apenas, bajel de escamas,
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira,
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío;
¿y yo, con más albedrío,
tengo menos libertad?

Nace el arroyo, culebra
que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,
entre las flores se quiebra,
cuando músico celebra
de las flores la piedad
que le dan la majestad
del campo abierto a su huida;
¿y teniendo yo más vida
tengo menos libertad?

En llegando a esta pasión,
un volcán, un Etna hecho,
quisiera sacar del pecho
pedazos del corazón.
¿Qué ley, justicia o razón,
negar a los hombres sabe
privilegio tan süave,
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?

      (Calderón de la Barca)



Material Didáctico







Si consideras que  Portal de Poesía
te ha sido de utilidad y  deseas ayudar
  a mantenerlo, agradezco cualquier
mínimo aporte que puedas realizar.




Gracias por colaborar
 
Gaviotas Clases de Estrofas I

La estrofa es un conjunto de dos o más versos relacionados entre sí por el ritmo conseguido mediante el número de sílabas, los acentos y la rima.

Dentro de una estrofa los versos que riman se señalan con la misma letra, minúscula, si es de arte menor, y mayúscula, si es de arte mayor. Se indica también el número de sílabas que tiene cada verso:
 
7 a     A mí una pobrecilla
                          11 B  mesa de amable paz bien abastada      
  7  a    me basta, y la vajilla  

 7 b    de fino oro labrada  

                             11 b   sea de quien la mar no teme airada.      

(Fray Luis de León)


La lírica tradicional española ha utilizado preferentemente las estrofas que vamos a estudiar a continuación.
En primer lugar, veremos las estrofas que siempre presentan el mismo número de versos, y, seguidamente, las de un número variable.

* Estrofas de dos versos

- Pareado

Son dos versos que riman entre sí. Normalmente la rima es consonante. Pueden ser de arte mayor o menor; incluso pueden formarse con un verso de arte mayor y otro de arte menor:

10 A   Cendal flotante de leve bruma,  
10 A    rizada cinta de blanca espuma  
                    5 b    rumor sonoro                                               
5 b    del arpa de oro,                       
 10 C    beso del aura, onda de luz;        
                         5 c    eso eres tú.                                                       

(Gustavo Adolfo Bécquer)

* Estrofas de tres versos

- Terceto

Son versos de arte mayor que riman en consonante el primero con el tercero y el segundo queda suelto. La forma más común de presentarse es el terceto encadenado (sucesión de varios tercetos) el cual, el segundo verso que queda suelto, rima con el primero y el tercero del siguiente terceto, y así sucesivamente:

 
11 A  Pasáronse las flores del verano  
      11 B   el otoño pasó con sus racimos,        
           11 A   pasó el invierno con sus nieves cano;  

          11 B  las hojas que en las altas selvas vimos
                       11 C  cayeron ¡ y nosotros a porfía                            
          11 B  en nuestro engaño inmóviles vivimos!

 11 C Temamos al Señor que nos envía
     11 D  las espigas del año y de la hartura,
   11 C    y la temprana pluvia y la tardía.

(Epístola Moral a Fabio)


- Soleá

Son versos de arte menor que riman el primero con el tercero en asonante y el segundo queda suelto:
 
    8 a  Despacito y buena letra:
8 -  el hacer las cosas bien
            8 a  importa más que el hacerlas.


(Antonio Machado)

 
* Estrofas de cuatro versos

- Cuarteto

Son cuatro versos de arte mayor que riman en consonante, el primero con el cuarto y el segundo con el tercero:

 
 11 A  Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte,  
       11 B  al borde del abismo, estoy clamando,                  
       11 B  a Dios. Y su silencio, retumbando,                       
11 A  ahoga mi voz en el vacío inerte.                   

(Blas de Otero)

- Redondilla

Estrofa de arte menor, correspondiente al cuarteto:

 
  8 a    El corazón me revienta  
 8 b    de placer; no sé de ti.    
   8 b   Cómo te va. Yo, por mí    
              8 a    sospecho que estás contenta.    

(Baltasar del Alcázar)

 - Serventesio

Son cuatro versos de arte mayor que riman en consonante, el primero con el tercero y el segundo con el cuarto:

        11 A  Y encontré mi ilusión desvanecida    
 11 B  y eterno e insaciable mi deseo;  
      11 A  palpé la realidad y odié la vida;      
           11 B  sólo en la paz de los sepulcros creo.    

(José de Espronceda)

 - Cuarteta

Estrofa de arte menor que rima en consonante de igual modo que el serventesio:

 
       8 a  Poesía es nada, apenas:    
       8 b  es la feliz expresión           
 8 a  atada con las cadenas  
  8 b  forjadas por la ilusión.  

(Antonio Carlos Vidal Isern)

 - Copla

Son cuatro versos de arte menor que riman en asonante los pares y quedan sueltos los impares:

                 CULTA                                         POPULAR

  8 -  Amor: ¡qué lejos, tu herida        Tu madre a mí no me quieres             
  8 a  se va perdiendo en el tiempo!           porque no tengo carrera.            
  8 -  En el campo de mi olvido,                En mi casa tengo un galgo,             
  8 a  donde, por no morir, duermo.          para correr lo que quieras.            

(Emilio Prados)

 - Seguidilla

Son cuatro versos de arte menor. El primero y el tercero, heptasílabos, van sueltos; el segundo y cuarto, pentasílabos, riman en asonante:

 

7 -   Dijo la zorra al busto,  
5 a   después de olerlo:      
      7 -   "Tu cabeza es hermosa,    
5 a    pero sin seso".          

(Félix Mª de Samaniego)

 - Cuaderna vía

Llamado también tetrástrofo monorrimo. Son cuatro versos alejandrinos con una única rima consonante:

 

  14 A   El primero de todos que hirió a don Carnal    
14 A   fue el puerro cuello-alvo, e hiriólo muy mal:
14 A   hízole escupir flema, ésta fue gran señal;    
 14 A   tuvo doña Cuaresma que era suyo el real.    

(Arcipreste de Hita)

 
* Estrofas de cinco versos

- Quinteto

Son cinco versos de arte mayor con rima consonante que no presentan un esquema fijo, pero han de ajustarse a las siguientes normas:

a) no pueden tener la misma rima más de dos versos seguidos;
b) los dos últimos no pueden formar pareado, y
c) no puede quedar ningún verso suelto.

 
   11 A    Atrás dejé las águilas que miran         
   11 B   con ojo audaz al sol, atrás quedaron    
   11 A   las nubes que relámpagos respiran,     
   11 A   los soles mil que por espacios giran,    
   11 B   donde mortales ojos no llegaron.         

(José Zorrilla)

 - Quintilla

Son versos de arte menor con las mismas particularidades métricas que el quinteto:

 8 a    Hojas del árbol caídas,           
8 b    juguetes del viento son;        
   8 a    las ilusiones perdidas,               
  8 a    ay, son hojas desprendidas     
8 b    del árbol del corazón.            

(José de Espronceda)

 - La Lira

Los versos segundo y quinto son endecasílabos y el primero, tercero y cuarto son heptasílabos. Riman en consonante el primero con el tercero y el segundo con el cuarto y el quinto:

 7 a   Vivir quiero conmigo,                              
11 B   gozar quiero del bien que debo al cielo,  
7 a   a solas, sin testigo,                                 
7 b   libre de amor, de celo,                           
 11 B   de odios, de esperanzas, de recelo.         

(Fray Luis de León)

 
* Estrofas de seis versos

- Sextina

Son versos de arte mayor que, al igual que el quinteto, no tienen rima fija, pero deben sujetarse a las mismas normas que aquél:

 
   11 A    ¡ Libertad, libertad! No eres aquella    
  11 B    virgen, de blanca túnica ceñida,           
          11 A    que vi en mis sueños pudibunda y bella.      
     11 B    No eres, no, la deidad esclarecida          
                 11 A    que alumbra con su luz como una estrella,        
      11 B    los oscuros abismos de la vida.                

(Gaspar Núñez de Arce )

 
- Sextina de pie quebrado o Copla manriqueña

Los versos tercero y sexto son tetrasílabos o pentasílabos y los restantes octosílabos. Riman en consonante el primero con el cuarto, el segundo con el quinto y el tercero con el sexto. Se llaman manriqueña por haberla consagrado el poeta Jorque Manrique en sus Coplas:

     8 a    Recuerde el alma dormida,    
  8 b    avive el seso y despierte,    
   4 c    contemplando                        
  8 a    cómo se pasa la vida,           
   8 b    cómo se viene la muerte      
  4 c    tan callando.                         

(Jorge Manrique)


                                 





Gaviotas

 

Copyright © 2006-2014 Portal de Poesía